top of page
GIVE YOUR LIFE TO GOD WEB.jpg

ENTREGA TU VIDA
A DIOS

Regístrese para recibir el material de oración por correo electrónico

Material de Oración

Dependemos tanto de Dios y de Su Palabra que vivimos por Él y a través de Él. Dios nos está preguntando si estamos preparados para dejarlo todo atrás y dar ese paso sobre las aguas. Cambiaremos nuestro enfoque a Aquel que nos salvó, que nos amó primero. ¿Estamos listos para tomar Su mano e ir hacia lo desconocido, sin saber lo que nos espera?

 

“Y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará”. (Mateo 10:38-39)

Orar la Palabra

Cuando nos rendimos a Dios, Le invitamos a entrar en nuestras vidas y en las naciones. El ayuno y la oración rompen las ataduras y desbloquean la unción. Los siguientes versículos bíblicos nos ayudarán a alinear nuestros corazones con el Cielo.

  1. Padre, Te damos gracias porque por medio de Cristo y nuestra fe en Él, ahora podemos entrar osada y confiadamente a Tu presencia. (Efesios 3:12)

  2. Gracias, Jesús, porque Tú nos salvaste, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por Tu Misericordia. Tú nos limpiaste de nuestros pecados y nos diste una nueva vida por medio del Espíritu Santo, el cual se derramó en nosotros abundantemente. (Tito 3:5-6)

  3. Señor, Te tememos, Te amamos, y escogemos andar en Tus caminos. Te servimos con todo nuestro corazón y toda nuestra alma. (Deuteronomio 10:12-13)

  4. Crea en nosotros un corazón limpio y renueva un espíritu recto dentro de nosotros, Señor. (Salmos 51:10)

  5. Señor, alejamos de nuestra tienda la aflicción y pedimos Tu restauración en nuestras vidas y en las naciones. (Job 22:23)

  6. Jesús, nuestros ojos están fijos en Ti, que sufriste la Cruz, y te sentaste a la diestra del trono de Dios. (Hebreos 12:2)

  7. Señor, estimamos todo como pérdida comparado al privilegio inestimable y supremo de haberte conocido como nuestro Señor, y de desarrollar una relación más profunda e íntima en Tu conocimiento. Por Ti, lo perderemos todo y lo consideraremos basura, para ganarte a Ti. (Filipenses 3:8)

  8. Jesús, oramos para que las naciones permanezcan en Ti y para que Tú permanezcas en las naciones. Así como el pámpano no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco las naciones podrán dar fruto si no permanecen en Ti. (Juan 15:4)

  9. Tu Palabra enseña que no es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto. Porque cada árbol se conoce por su fruto. Oramos para que las naciones sean conocidas por su buen fruto. (Lucas 6:43-44)

  10. Señor, permite que podamos sembrar en justicia y cosechar en misericordia y amor. Porque es el tiempo de buscarte hasta que descienda justicia y el don de salvación para las naciones. (Oseas 10:12)

  11. Padre, no nos olvidaremos de tu ley y tus ordenanzas, y nuestro corazón guardará Tus mandamientos, porque largura de días y años de vida y paz nos aumentarán. (Proverbios 3:1-2)

  12. Puesto que tenemos estas maravillosas y poderosas promesas para las naciones, nos limpiamos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor Tuyo, Señor. (2 Corintios 7:1)

  13. Ayúdanos a ser santos como Tú, el Santo que nos llamó—apartados del mundo por nuestro carácter piadoso
    y nuestro valor moral. Porque como está escrito, seremos santos y apartados, porque Tú, Señor, eres Santo.
    (1 Pedro 1:15-16)

  14. Nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en Tu misma imagen, por Tu Espíritu. (2 Corintios 3:18)

  15. Que las naciones sean llenas del conocimiento de tu gloria, Señor, como las aguas cubren el mar. (Habacuc 2:14)

  16. Señor, Tú nos has mostrado lo que es bueno. Ayuda a las naciones a hacer justicia, a amar la misericordia y a humillarse ante Ti. (Miqueas 6:8)

  17. Examínanos, Señor, y conoce nuestros corazones; pruébanos y conoce nuestros pensamientos ansiosos. Mira si hay en nosotros camino de pecado y guíanos por el camino eterno. (Salmos 139:23-24)

  18. Gracias, Padre, porque al acercarnos a Ti, Tú te acercarás a nosotros. Limpiamos nuestras manos de pecado y purificamos nuestros corazones del doble ánimo. (Santiago 4:8)

  19. Padre, Te pedimos que santifiques a las naciones en Tu verdad; Tu Palabra es verdad. (Juan 17:17)

  20. Jesús, tomaremos nuestra cruz y Te seguiremos, porque el que encuentre su vida, la perderá, y el que pierda su vida por Ti, la encontrará. (Mateo 10:38-39)

Week 1

Semana 1

1. DEJAR…

 

Dependemos tanto de Dios y de Su Palabra que vivimos por Él y a través de Él. Dios nos está preguntando si estamos preparados para dejarlo todo atrás y dar ese paso sobre las aguas. Cambiaremos nuestro enfoque a Aquel que nos salvó, que nos amó primero. ¿Estamos listos para tomar Su mano e ir hacia lo desconocido, sin saber lo que nos espera?

 

Jesús no nos pide nada que no esté dispuesto a hacer Él mismo primero. Juan 3:16 enseña “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Ni siquiera nos ha pedido que vayamos tan lejos.

 

“Y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará”. (Mateo 10:38-39)

 

2. …ATRÁS

 

  • Jesús entregó Su vida para que nosotros podamos tener vida eterna. Debemos estar dispuestos a renunciar a cosas por Él.

 

  • Necesitamos preguntarnos a qué nos estamos aferrando en nuestras vidas que Él quiere que soltemos.

 

OREMOS: Señor, gracias por amarnos primero. Lo que nos pides que soltemos representa la mínima parte del precio a pagar por lo que Tú nos has dado. Te pedimos que nos des la fuerza y la gracia para dejar atrás lo que nos impide entregar nuestras vidas plenamente a Ti. Amén.

 

 

3. ESTILO DE VIDA DE “AYUNO”

 

Muchos piensan que el ayuno fue solo relevante en el Antiguo Testamento, y que ya no tenemos que ayunar. Sin embargo, el Nuevo Testamento dice, “Cuando ayunéis…” (Mateo 6:16). La Iglesia primitiva ayunaba y oraba, porque sabían que no había atajos.

 

Cuando los discípulos se encontraron con un niño poseído por un demonio, no pudieron expulsarlo. Jesús dijo, “Pero este género no sale sino con ayuno y oración”. Hay fortalezas sobre las cuales tenemos autoridad, pero hay otras que llevan oración y ayuno. Ayunamos por un mover del Espíritu en las naciones y para que Dios las impacte.

 

 “Pero este género no sale sino con ayuno y oración”. (Mateo 17:21)

 

4. ORAR POR EL MUNDO

 

Dediquemos tiempo a orar para que todos en las naciones se entreguen a Dios.

Week 2

Semana 2

1. EL “YO”…

 

Debemos morir a nuestra carne (el “yo”) para que Jesús viva a través de nosotros. Cuando caminamos en esa vida, los demás lo notarán, y lo querrán también. Y entonces, resultará fácil llevarlos a Jesús. Pero si tenemos corazones duros y naturalezas terribles y sucias, no lograremos atraerlos a Jesús, porque no es la vida de Cristo la que verán en nosotros.

 

¿Valdrá la pena pagar el precio, saber que a través de nuestra forma de vida, podamos ganar almas para el Reino de Dios? Dios puede usarnos si decidimos dejar atrás nuestra propia vida y nuestra agenda.

 

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. (Gálatas 2:20)

 

 

2. …DEBE MORIR

 

  • Todos tenemos cosas que debemos soltar en nuestras vidas, que tienen que morir. Morir a nuestro viejo yo no es fácil.

 

  • ¿Con qué cosas Dios no está contento en tu caminar espiritual? Necesitamos hacer una lista de las cosas con las que Dios no está contento y las que son más importantes que Dios para nosotros en nuestro caminar espiritual. Puede ser una actitud, hábitos pecaminosos, chismes, terquedad, orgullo, miedo, idolatría o un ser querido.

 

OREMOS: Señor, gracias por morir por nuestros pecados. Nos arrepentimos de las cosas en las que no hemos muerto. Ayúdanos a deshacernos de nuestro viejo yo para que Tu vida pueda fluir a través de nosotros y que el mundo la vea. Amén.

 

 

3. ESTILO DE VIDA DE AYUNO

 

Isaías 58 enseña que el ayuno rompe el yugo, aumenta la unción, y quita las cargas pesadas. El hombre no puede ayudarnos; solo Dios puede. El ayuno y la oración nos empoderan para saber que el Dios sobrenatural que todo lo puede cambia nuestras vidas.

 

El ayuno nos debilita para que la fuerza de Dios entre en nuestras vidas. No tenemos la capacidad de hacerlo en nuestro hombre natural. El Espíritu de Dios toma el control, y mueve las montañas en nuestras vidas cuando ayunamos y oramos.

 

Cuando nos centremos en nuestro ayuno y oración, veremos el Reino de Dios manifestado en esta nación.

 

“Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas…”
(2 Corintios 10:4)

 

4. ORAR POR EL MUNDO

 

Dediquemos tiempo a orar para que todos en las naciones se entreguen a Dios.

Week 3

Semana 3

1. EL JARDÍN…

 

Por Su gracia, somos salvos y apartados del mundo y del pecado. Por Su gracia, somos injertados en la persona del Señor Jesús. Siempre es por gracia, nunca es por obras. La gracia nos da esa apertura para que dejemos entrar a Dios a fin de que Él obre en nosotros. Somos Su Jardín.

 

Es Su jardín, Su llamado, y Su vida. Le pertenecemos a Él—en espíritu, alma y cuerpo. Pertenecemos al Rey de Reyes y Señor de Señores. Tenemos la responsabilidad de mantener el jardín limpio, porque Él anhela entrar y hablar con nosotros.

 

 “Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificios de Dios”. (1 Corintios 3:9)

 

 

2. …DE DIOS

 

  • ¿Nos vemos a nosotros mismos como el jardín de Dios?

 

  • ¿Es nuestro jardín agradable a Dios? ¿Está cuidado y da muchos frutos?

 

 OREMOS: Padre Celestial, nuestras vidas Te pertenecen. Ayúdanos a vivir vidas que Te agraden. Ya no vivimos para dar fruto en nuestro beneficio, sino que dedicamos nuestras vidas a Ti, para que demos frutos solo para Ti. Amén.

 

 

3. ESTILO DE VIDA DE AYUNO

 

Veremos almas salvadas cuando nos volvamos a Dios y digamos: ‘Señor, ¿qué está deteniendo el mover del Espíritu en esta nación? Muéstranos donde hay ídolos en nuestras vidas. ¿Dónde tenemos orgullo en nuestras vidas? ¿Estamos juzgando a los demás? Señor, Te pedimos que lidies con estas cosas’.

 

Moisés fue un hombre que liberó a una nación. Abraham fue un hombre que intercedió por una nación cuando Dios estaba a punto de destruir ciudades. La intercesión es poderosa. Daniel oró y ayunó durante tres semanas. Su encuentro con Dios permitió al ángel Miguel luchar contra el príncipe de Persia y el príncipe de Grecia. Se humilló y se arrepintió ante el Señor, Daniel confesó sus pecados. Dios busca a los Danieles de hoy.

 

“...No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos”. (Zacarías 4:6)

 

4. ORAR POR EL MUNDO

 

Dediquemos tiempo a orar para que todos en las naciones se entreguen a Dios.

Week 4

Semana 4

1. DIOS SANTO

 

Solo la dedicación constante puede persuadir al Señor para que entre en Su jardín. Él entrará cuando haya fruto que Le satisfaga. Muchos quieren la presencia de Dios, anhelan que Dios esté con ellos todos los días, pero Él es un Dios santo y no vivirá en la inmundicia. No seamos engreídos y complacientes ni nos volvamos demasiado cómodos. ¡Pertenecemos al Señor!

 

Debemos vivir de tal manera que Él quiera visitarnos en Su jardín y encontrar lo que desee. Queremos que Dios tenga comunión con nosotros, que hable con nosotros, pero no podemos estar en Su presencia y a la vez vivir como el diablo. No funciona así.

 

“De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto”. (Juan 12:24)

 

2. CORAZÓN SANTO

 

  • Dios nos ama y nos muestra Su gracia y misericordia, pero aun así tenemos la responsabilidad de vivir una vida santa.

  

  • La gracia es el poder que nos permite ser santos. No es una excusa para seguir viviendo en pecado.

 

 OREMOS: Padre Celestial, Tú eres santo. Nos arrepentimos de habernos vuelto demasiado cómodos con las cosas de la carne. Purifícanos para que seamos un santuario santo para Ti. Amén.

 

3. ESTILO DE VIDA DE AYUNO

 

El ayuno es por gracia, no se puede presumir del ayuno. Si estás “haciendo” ayuno, entonces eres tú realmente. Cuando ayunas, te humillas ante Dios. El ayuno te alinea con la voluntad de Dios. Debe haber un quebrantamiento en tu ayuno. El ayuno debe ser impulsado por uno mismo y debe ser guiado por el Espíritu.

 

Los fariseos oraban y decían: ‘Dios, te doy gracias porque no soy como los demás hombres, porque ayuno dos veces en la semana’. Cuando ayunamos, no presumimos de nuestro ayuno. Por el contrario, somos humildes e introspectivos. Miramos a Dios y pedimos que nos ilumine con Su luz. El ayuno debe ser un tiempo para escudriñar nuestros corazones y para arrepentirnos. En eso consiste el ayuno.

 

“Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a Tu Padre que está en secreto; y Tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”. (Mateo 6:17-18)

 

 

4. ORAR POR EL MUNDO

 

Dediquemos tiempo a orar para que todos en las naciones se entreguen a Dios.

bottom of page